Al igual que la tipografía es un elemento muy importante a la hora de transmitir cierta imagen de marca, no hay que olvidar que el color y el uso que hacemos de él va a influir incluso más a la hora de crear emociones y sentimientos en el espectador.

¿Sabías que hay estudios que demuestran que entre un 60 y un 80% de las decisiones que tomamos a la hora de comprar un producto o elegir una marca están determinadas por el color? 

Esto significa que un solo color puede tener el poder de conseguir que compremos o no un producto. ¿Increíble, verdad? Por esto mismo, cuando hablamos de negocios, de crear un logotipo para nuestra empresa o diseñar un producto, por ejemplo, si somos capaces de elegir adecuadamente el color ideal, podremos ahorrar tiempo y esfuerzo. Por no hablar de que, probablemente, será mucho más fácil conseguir nuestras metas y objetivos.

Veamos a continuación el gran poder psicológico que tienen los colores tanto en el cine como en publicidad.

 

LA IMPORTANCIA DEL COLOR EN PUBLICIDAD

Como ya sabemos, la publicidad no vende de manera directa, sino que crea estímulos con la intención de que el público lo perciba de una forma u otra para llegar al producto o servicio de forma eficaz.

Muchas marcas, cuando han creado el logotipo de su empresa, o el packaging de su producto, se han parado unos segundo a pensar qué pretenden transmitir con ellos para elegir el color adecuado. Por regla general, los colores se relacionan con unos elementos y emociones determinados. Veamos:

  • COLORES PRIMARIOS: Rojo, amarillo y azul

ROJO: Se usa mucho en publicidad para atraer la atención del público. Está asociado a la energía, ya que es reconocido como estimulante. Predomina sobre todo en el sector de la alimentación y bebidas. También se vincula a la valentía, coraje, amor…

AMARILLO: Es el color situado en el centro en la rueda de color. Su principal característica es la luminosidad. Por eso, se asocia con el optimismo, alegría, felicidad… Sin embargo, hay que tener cuidado de no usarlo demasiado, ya que, aunque puede atraer la atención, igual que el rojo, también puede resultar perturbador si se aplica en exceso. No se recomienda usarlo en productos de lujo.

AZUL: En publicidad se usa mucho para dar sensación de estabilidad, responsabilidad y confianza. Predomina en el sector de la limpieza o en aquellos productos relacionados con el aire y el agua.

  • COLORES SECUNDARIOS: Verde, naranja y violeta

VERDE: Muy empleado en el sector de la salud y medio ambiente. Evoca renovación, crecimiento, naturaleza…

NARANJA: Al igual que el rojo, también se asocia con la energía. Por eso, se emplea bastante para relacionarlo con el deporte, las vitaminas… Además de vincularse al optimismo y usarse para dirigirse a gente joven.

VIOLETA: Poder, creatividad, sabiduría, lujo… Al situarse entre el rojo y el azul, guarda características de ambos. En publicidad se suele encontrar en muchos logos relacionados con la educación y productos lujosos.

El círculo del color

 

Existe una gran variedad de colores. Cada uno transmite emociones distintas, aunque podemos encontrar algunas similitudes entre ellos. Además, como podéis ver en la imagen anterior, encontramos una gran variedad de colores si juntamos unos con otros [primarios (P), y secundarios (S), que darían lugar a colores intermedios].

Y EN EL CINE

En el cine es fundamental transmitir sensaciones. Por eso, dependiendo de si los combinamos o no y de cómo los hagamos, evocaran una cosa u otra, ya seamos conscientes o inconscientes de ello.

Para entender el color en este arte, es importante que tengamos en cuenta los tres parámetros que lo forman: el matiz (el propio color en sí), la saturación (su pureza o viveza) y la iluminación (la claridad u oscuridad del mismo). Según cómo juguemos con éstos, seremos capaces de crear distintas tonalidades y, al mismo tiempo,  transmitiremos reacciones psicológicas diferentes. Además, si los combinamos, obtendremos paletas de colores específicos.

En el mundo audiovisual, el director, junto con el director de fotografía, los equipos de diseño de producción y dirección artística, seleccionan cuidadosamente la paleta de color idónea según la escena. Esto determina el tono que se va usar a la hora de crear la atmósfera visual, que será la encargada de transmitir diferentes emociones y experiencias en el espectador.

¿Sabes cuáles son las mejores formas de combinar los colores? ¡Sigamos leyendo para ver cómo funciona la rueda de color!

  • Color Monocromático: Son todos los colores en una sola tonalidad.
  • Colores adyacentes/análogos: Aquellos cercanos entre sí en la rueda de color. Cuando éstos se usan se crea armonía y equilibrio.
  • Complementarios: Los opuestos entre sí. Crean contrastes dinámicos.

    ¿Queréis saber un dato curioso? Hay dos colores complementarios que se usan muchísimo en el cine. El naranja y el azul. ¿Por qué? Se dice que como el naranja es un color que está muy presente en el color de la piel, esto hace que los actores destaquen más sobre los fondos azules (color muy presente en el cielo, el mar…). Otros colores opuestos muy usados son el amarillo y morado o el rojo y verde (Ej: Amelie).

Paleta de colores para la película AmelieImagen: culturainquieta.com

  • Triadas de color: Son 3 colores equidistantes entre sí en la rueda de color. Se usan mucho en superhéroes y animación. Se suele utilizar un color como principal y dos como secundarios. 

El color en la animación

Es increíble cómo influye y cómo se utiliza el color en el cine y en publicidad, ¿no crees? Seguro que más de uno, mientras leía, estaba asociando colores a marcas y logotipos. Ahora que conoces estos datos es muy probable que trates de analizar los de productos, logotipos y películas.

Bueno Kutukers, y hasta aquí el post de hoy, esperamos que te hayas divertido leyéndolo tanto como nosotros lo hemos hecho al crearlo. ¡Nos vemos la semana que viene! 

Photo by Andrej Lišakov on Unsplash

2 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.