Pues sí. Seguramente uno de los mejores caldos de cultivo que hoy puedes encontrar para dar rienda suelta a tus ideas y a la producción creativa es un coworking.

Y no lo decimos, porque en Kutuko hayamos creado w8rk, nuestro propio coworking in motion (que también) sino porque los que trabajamos aquí hemos estado en unos cuantos y hemos comprobado en primera persona sus efectos positivos en nuestro curro creativo.

Ya llevamos unos añitos implicados en el movimiento “coworkero” gracias al gran trabajo de difusión que hace Coworking Spain y la Coworking Spain Conference #CWSC , y parece que esta vez sí que sí, el mundo coworking está alcanzando otra dimensión por estos lares.

Hoy surgen coworkings en cada rincón, y los hay de muy distinta tipología que es lo que mola. Pero si nos concentramos en lo que nos aportan a los que trabajamos con las ideas y la creatividad, para nosotros los coworking tienen una importancia vital en nuestro trabajo. Un valor que tiene que ver con la gente que podemos tener a nuestro alrededor en este tipo de espacios.

Inspiración y motivación: la clave de un coworking creativo

Pero hablemos del proceso creativo, ese mágico trayecto que recorre una idea desde que surge hasta que conseguimos hacerla tangible y, lo más difícil de todo, venderla.

El proceso creativo tiene fases y momentos muy distintas entre sí, que también son diferentes en cada persona. Pero en cualquier caso, podemos dividir este proceso en dos grande fases: la conceptualización y la ejecución creativa. 

Lo bueno de los coworking como w8rk o como un montón de coworkings que puedes encontrar en Madrid y otras ciudades muy cerca de ti, es que vas a disfrutar del tiempo y estímulos que necesitas para cada una de estas etapas.

Porque es muy difícil que estés inspirado si no estás motivado.

Una parte importante del trabajo creativo se basa en canalizar tu talento hacia un proyecto profesional concreto, quitándole tiempo a otras tareas creativas sin objetivos comerciales: tocar la guitarra, escribir un poema, construir un juguete de madera… todo eso también es aplicar tu creatividad.

Pero para nuestro trabajo, en cierto modo, tienes que robar tiempo a tu vocación creativa y enfocar una pequeña cuota de tu talento, poniéndola al servicio de un cliente y su proyecto.

No nos engañemos. No siempre apetece hacer ciertos trabajos creativos. Pero creemos que parte del secreto de algunos grandes creativos y agencias como David Droga, Mónica Moro, TAVO, Miguel García Vizcaíno o Serial Cut es mantener la llama de la creatividad viva e intacta para seguir buscando con pasión la excelencia creativa en cada idea, en cada plano, en cada textura.

Cada uno podemos encontrar la inspiración en lugares muy distintos, pero seguro que tener la gente adecuada a tu alrededor puede ayudarte con la motivación e inspiración que alimenta la creatividad. 

Es posible que necesites unas horas de mucha concentración e inmersión para un proyecto y en la que quieras estar solo, una tranquilidad que en W8rk también vas a poder encontrar. Pero también tendrás la oportunidad de trabajar al lado de gente que te puede aportar un montón. Tomar un café con un diseñador 3D que te cuenta donde encuentra la inspiración, coincidir en los pasillos con un director creativo que te abre los ojos o pedir ayuda a una coworker traductora con una duda para un mail a un cliente extranjero. Todo eso pasa en un coworking.

Un poco por encima de lo que somos cada uno, se forma un extraño ser llamado COMUNIDAD. Que nos hace a todos muy grandes. Nos encanta ese vínculo que te hace sentir que tienes alrededor gente dispuesta a echarte una mano y que tanto te ayuda a afrontar la parte más solitaria del trabajo.

Si te gusta la creatividad en general y los vídeos 3D motion en particular, acércate un día a Kutuko y w8rk e igual te quedas.

Nos vemos por aquí.

Deja un comentario